jueves, 4 de noviembre de 2010

...La Magia de Unanue.... nueva publicación del Fondo Editorial del Congreso...

Nueva publicación
Fondo Editorial del Congreso

La magia de Unanue

Uriel García

Uriel García se ha apartado de la celebración tanto como de la censura en La magia de Unanue, biografía del imponente humanista de la transición entre la Colonia y la República. El libro será presentado el viernes 5 de noviembre en el hemiciclo Porras Barrenechea (6:30 p.m.). Lo comentarán Enrique Zileri, Manuel Burga y Javier Arias Stella, autores de los tres prólogos que acompañan la publicación.
Uriel García hace notar que toda la bibliografía acerca de Hipólito Unanue (Arica, 1755-Lima, 1833) está dominada por un tono de leyenda, con olvido de los hechos reales de su abigarrada vida. Sin aspavientos, el autor pretende, por el contrario, imponer un criterio de objetividad al seguir sus pasos. El resultado es un retrato distante de la exaltación pero que también está lejos de empobrecer la figura de Unanue, como podría pensarse de un acercamiento tan meticuloso como el practicado por Uriel García. No es que él deje de presentar aspectos, en principio cuestionables, de su biografía, sobre todo en el ámbito profesional —una palabra exagerada en aquel entonces— y político. Simplemente, ha hecho el esfuerzo de relacionarlos con la mentalidad de una época, con lo cual basta para relativizarlos. Si se les juzga, como en efecto ha hecho García, dentro de la estructura estamental que definía a la Colonia, donde la jerarquía, el privilegio y, en suma, la adhesión plena a un sistema de castas no solo no eran contestados, sino constituían el mismo sentido de las relaciones interpersonales, ellos responden antes que nada a una lógica social que limita la responsabilidad personal. El autor hace un punto de esta observación. 
Desde esa perspectiva, Uriel García aborda los esfuerzos prematuros de Unanue por obtener el Protomedicato General de Lima y su permanente cercanía a la corte limeña que a la postre, por intermedio del virrey Abascal, le valió conseguir el nombramiento, aun si para ello escabulló el procedimiento tradicional del concurso. Con el mismo criterio, el autor recapitula su estrategia de ubicar el “anfiteatro anatómico” —dirigido por él— en la cima de la institucionalidad médica de fines del siglo XVIII en el Perú, cuando en verdad el lugar nunca logró ser reconocido como colegio. Y de hecho, Uriel García reconoce que el anfiteatro representó un paso extraordinariamente importante para elevar la medicina a categoría de ciencia en nuestro territorio. En ese sentido, el autor no le escatima a Unanue el título de padre de la medicina peruana —e incluso de la República que sucedió a la monarquía de la que había sido leal súbdito— mientras no deja de referir tampoco, junto a sus aportes, las deficiencias de muchas de sus creencias científicas.
Lima, 2 de noviembre de 2010

Fondo Editorial del Congreso de la República
Jr. Huallaga 358 - Lima
Teléfono 311-7846 ventas
Teléfono  311-7777 anexo 6226 – 6225
Correo ventas: fondoeditorial@congreso.gob.pe


Enrique Bravo Castrillón

2 comentarios:

Erick Rodríguez Plaza dijo...

Hola, que buenos post que tienes en tu blog, felicidades. Me gustaría enlazarlo en el mío para que mis lectores puedan disfrutar de su excelente contenido. Si estás interesado, por favor contáctame a manganimemaster@gmail.com

Saludos cordiales

Pacho dijo...

Conociendo poco de la etapa vivida por Ntro. Alma Mater HU. sigo sintiendo que hasta la fecha los peruanos que han conducido el estado Republicano, no se curaron de todo complejo colonial que nos hiciera tanto daño. No puedo aceptar que los politicos de ahora sean tan "coloniales" de cerebro y de sentir patriotico, sin mirar mas alla del horizonte pequeño y sezgado que hacen gala. la factura de sus errores la pagaran las nuevas generaciones.